baner-logo-ns
COPA SANTA FE: Este viernes inicia la Copa Santa Fe 2017 con la participación de mas de 80 equipos, la mas grande en Navojoa......BOX: El duelo entre el cinco veces campeon mundial Miguel Angel Cotto y James Kirkland fue cancelado....Nacho Beristain será el entrenador de Julio Cesar Chavez Jr previo a su combate con Saul "Canelo" Alvarez......FUTBOL: César Luis Menotti platico con Chivas ¿Asesor Deportivo o Técnico?
ns-radio-500

Arturo de la Mora

“UNA SILENCIOSA LECCIÓN DE VIDA”

(www.navojoasports.com) 20 Junio 2015
Por: Arturo de la Mora Yocupicio
Manny Mota, jardinero dominicano, jugó con los Dodgers de Los Ángeles por 13 años. A partir de 1980 pasó a ser coach de ese equipo hasta 2014. Su porcentaje de .304 en 20 años en Ligas Mayores dicen muchas cosas. Después de Mike Piazza, Mota conserva el segundo mejor porcentaje de bateo para un Dodger. Por bastante tiempo mantuvo el récord de más hits como bateador emergente (150) pero después fue rebasado por Lenny Harris, quien curiosamente perteneció a los Dodgers por cinco temporadas y era asesorado por Mota antes de tomar sus turnos como emergente. El poseedor del récord preparó a quien lo rompió. 

Manny fue ese importante vínculo entre cuerpo técnico y directivos con los jugadores, sobre todo con los latinos. A partir de 2014, la directiva del club le ha encomendado funciones muy especiales pero sin el uniforme de béisbol, incluso como comentarista de televisión del equipo. Su experiencia es aprovechable.

Mi intención al citar el caso de Manny Mota no es para resaltar sus logros deportivos sino para compartir parte de su filosofía que lo llevó a pertenecer al cuerpo técnico de los Dodgers por más de 30 años viendo pasar dueños, manejadores y jugadores. Su fórmula fue "Ver, escuchar, aprender, callar", pues así define su código de comportamiento. “Eso te ayuda a evaluar y aprender, hablar cuando es necesario y a nunca hablar más de lo necesario”, aseguró Manny en una entrevista. Un verdadero ejemplo de prudencia.

Si quiere mayores pruebas de esa virtud en Mota le comento que los Dodgers firmaron a un joven cubano quien portó el número 11 en su uniforme en los entrenamientos del 2014. Un periodista dominicano escribió una nota donde solicitaba más respeto para Manny quien cierto día de esos entrenamientos, llegó al vestidor y no encontró su camiseta, siendo el encargado de los uniformes quien le comunica que un directivo transfirió ese número  al novato recién firmado. Aclaro, esta información se obtuvo de “varios reportes”, aseguró el periodista pero ninguno era declaración de Manny. 

Quien ha vivido en el ambiente beisbolero entiendo que “quitar” el número a un jugador es un proceso delicado. Hay muchas historias de grandes estrellas que han ofrecido artículos de valor a cambio de obtener el número deseado al llegar a un equipo. El uso de un número es un aspecto “sagrado” para ciertos jugadores.

Manny Mota todavía tuvo el gesto de desearle buena suerte al cubano recién llegado al equipo al verle portar el número 11. Sólo le pidió que lo vistiera con orgullo. El cubano fue el menos culpable en esta situación quien al firmar por 25 millones de dólares (y cinco años) no creo que haya pensado en incluir el uso de número 11 en su contrato. Creo que a “alguien” se le olvidó avisarle a Manny que usarían su número. Esto fue considerado por muchos como un acto humillante, aspecto que tuvo nulo eco en las respuestas que daba Mota a los reporteros cuando se le preguntaba al respecto. Al contrario, su diplomacia agradecía el hecho de tener trabajo dentro de la organización.

Entonces, ¿cómo inculcar la prudencia en un pequeño jugador de béisbol?

Para que su niño se convierta en una persona prudente, en mi opinión, debe comprender cuatro términos básicos: dignidad, orgullo, humildad y respeto. Digno es “merecedor de algo”; orgullo es “arrogancia”; humilde es ser “obediente” y respeto es “consideración”.

Curiosamente los entrenadores pocas veces nos enfocamos a educar en este aspecto. Para muestra, sólo de daré el ejemplo de un jugador que no fue alineado en el partido y se disgusta. ¿Desde cuándo el niño inicia con sus “berrinchitos”?, y aún, ¿quién se los festeja? Esto pasa es debido a que no es obediente pues en su “escala” de dignidad merece jugar, a eso agregue que su papá al enterarse reclama al instructor. Una persona poco humilde piensa que merece muchas cosas y eso hace su dignidad muy sensible. 

La dignidad es elástica y como padres debemos aclararle a nuestros hijos cuáles son esos límites y cómo reaccionar en determinadas situaciones. También le recomendaría enseñarle que antes de tirar el uniforme vaya a pedir una aclaración. En mi opinión, todos merecemos una explicación ante una situación que nos afecta; no recibirla atenta contra la dignidad de cualquiera. Ser humilde no quita lo digno y el orgullo se confunde fácilmente con la dignidad. 

Este año el número 11 en los Dodgers es portado por el veterano Jimmy Rollins y la historia de Manny nos enseña que la prudencia tiene grandes beneficios. Se sabe que si el número no ha sido retirado por el equipo, cualquiera lo puede usar. Considero que más de 40 años conceden ciertos derechos a quien lo trajo. Quizá la verdad sobre el caso del número de Manny Mota nunca se sepa abiertamente pues su gran prudencia no lo ha permitido. 

Y usted, ¿cómo fomenta la prudencia a sus hijos?