baner-logo-ns
COPA SANTA FE: Este viernes inicia la Copa Santa Fe 2017 con la participación de mas de 80 equipos, la mas grande en Navojoa......BOX: El duelo entre el cinco veces campeon mundial Miguel Angel Cotto y James Kirkland fue cancelado....Nacho Beristain será el entrenador de Julio Cesar Chavez Jr previo a su combate con Saul "Canelo" Alvarez......FUTBOL: César Luis Menotti platico con Chivas ¿Asesor Deportivo o Técnico?
ns-radio-500

REDUCCIÓN ANTES QUE EXPANSIÓN

(www.elrinconbeisbolero.com) 29 Mayo 2015
Por: José Carlos Campos
PROYECTO- Hablar de una expansión en la Liga Mexicana de Beisbol se ha convertido en casi un credo. La mínima justificación hasta ahora no es que  la liga “la aguante” sino que “la merece”. No aparece el debate porque al parecer el tema queda solo para las asambleas de dueños.

En los medios, más que el interés por el análisis, la espera de poder ganar la exclusiva y cantar a los cuatro vientos que se ganó. Poco, por no decir nulo, el ánimo de repasar pros y contras de una decisión que no cosa de corto plazo en sus impactos. Lástima que en este como en otros temas, la domesticación aparezca como cansancio mediático.

Previo al juego de estrellas de la LMB, el presidente del circuito declaró que los afanes de expansión siguen más vivos que nunca, que incluso son seis las plazas que habían solicitado cupo en una papeleta que con 16 integrantes, se nota poco más que saturada. Nadie que la mencione siquiera como cifra “ideal” o como la más conveniente.

Que Plinio Escalante diga que están en estudio parece lo correcto pero lo sería más si en lugar de ello dijera que lo que está bajo la lupa son alguna de las plazas actuales, muy al estilo de cuando se decía que Minatitlán estaba bajo lupa luego de que su comportamiento como franquicia no era lo que Liga Mexicana necesitaba.

SOLICITUDES- Sí, sorprende que sean seis las plazas que se dicen están interesadas en quedarse con una de las presumibles 4 franquicias disponibles. La intención al parecer es efectivamente crecer a 20 equipos para la temporada 2016 y la noticia podría llegar más temprano que tarde.

Una primera pregunta sería si es que dentro de esa media docena de solicitudes hay alguna en donde no esté involucrado un gobierno local, esto es, que todas sean efectivamente producto del interés de empresarios de carne y hueso interesados en invertir sus dineros en el beisbol.

Otro tema sería si es que las ciudades solicitantes cubren el mínimo de requerimientos en cuestión de infraestructura, si es que cuentan con estadios con toda la barba y listos para recibir la pelota de verano.

Y como un tercer punto anotaríamos el hecho de que ingresar a cuatro nuevos equipos implica requerir a un mínimo de ochenta jugadores mexicanos y bajo los lineamientos actuales, veinticuatro extranjeros. 

Con una academia de El Carmen improductiva y con el mercado tan rigurosamente monopolizado, se antoja más que complicado que esos cuatro clubes puedan armar un roster-base más o menos competitivo.

Más aún, ¿en dónde podrá cada nuevo club acceder a esos seis refuerzos en términos de calidad y cantidad?

LOAS- A falta de análisis y de debate, los lugares comunes, las justificaciones: “lo bueno de la expansión es que habría más trabajo para peloteros mexicanos”. Vendible el concepto, atractivo si se quiere pero poco comprable.

La eventual expansión sería rejón de agonía para ligas de fogueo como la Norte de México, condenadas así a reducir membresía al ser despojadas de material nativo. Ese tema entra como factor sustancial, cuestión de pensar que se le daría un tajo letal al discurso que habla de “desarrollo”.

Por último pero no menos grave lo es el impacto de una probable ampliación de equipos en el rubro de calidad competitiva, esto entendido como la calidad del producto que ofrece la Liga Mexicana.

¿Se está pensando en el aficionado al momento de pensar en la expansión?

Queda claro que la ecuación es ser más pero ofreciendo menos, ni quien pueda rebatir eso. 

Ojala habría más reflexión sobre este tema. Hace unos días, la jornada de la pelota de verano convocó a menos de 2 mil aficionados por juegos. El jueves en Torreón, entrada de 200 personas para ver el Broncos-Vaqueros celebrado en la misma fecha y la misma hora que la final de futbol.

Antes entonces que pensar en la expansión, creemos, hora de pensar en la reducción de equipos y en el nivel de la oferta. Hay una demanda a la baja y combatir el fenómeno agregando candidatos a los números rojos no parece la mejor decisión.