baner-logo-ns
JUEGOS LUNES 17 ABRIL EN CAMPEONATO NACIONAL DE BEISBOL 9U......GRUPO "A": Chevo 8am Villahermosa Vs Ahome....Santini 3:30pm Liga Centauros Vs Liga Sonora y a las 6:30pm en el Chevo Navojoa Vs Tijuana......GRUPO "B": Santini 8am Talentos Vs Linces....Santini 11:00am Liga Kino Vs Liga Mazatlan y a las 6:30 en el Santini Liga Humaya Vs Tomas Oroz Gaytan......GRUPO "C": 11:00am en el Chevo Liga Unison Vs Liga Muralla....Chevo 3:30pm La Salle Vs Culiacan Recursos y a las 3:30 en el trébol Liga Olmeca Vs Naranjo
ns-radio-500

AL-ROD, EL BENEFICIO DE LA DUDA

(www.elrinconbeisbolero.com) 18 Junio 2015
Por: José Carlos Campos
FIGURA- Imposible saber desde ahora cuál será el saldo del juicio histórico que se haga dentro de algunos años sobre Alex Rodríguez, ya montado sobre cifras cuya lectura lo hacen ver como un enorme pelotero. Lo que sí sabemos es que indiscutiblemente, será recordado como uno de los beisbolistas de mayor atracción mediática en la historia de este deporte.

Sea hoy, mañana o el día que sigue, Rodríguez tendrá ya en sus manos el boleto que lo acredita como integrante del club de los tres mil hits, un logro de los pocos que le faltaban a lo largo de su (no encontramos otro término) interesante carrera profesional.

Hurgando, será factible encontrar que tiene números que probablemente nadie más tenga. Que si decir que tiene 666 jonrones (y contando) suene más que impresionante, los agregados son para confirmar el asombro: cerca de llegar a 2 mil carreras anotadas, 530 dobletes, más de 2 mil producidas… apenas alguien realmente fuera de serie.

Quienes reconocen esa dimensión del pelotero y aplauden bajo dicho racional lo logrado por Al-Rod, están en todo su derecho. Loas y porras que ofrezcan están justificadas bajo la lupa, reiteramos, de números que apenas por un pelotero extraordinario, de talento excepcional.

De todo lo anterior, sin embargo, los “peros” y “asegunes”.

POLÉMICO- Podrá decirse que tantos defensores tiene Rodríguez como detractores y en ello cabe la razón. Ha estado inmerso en la polémica, por la controversia permanente que suelen generar los peloteros de su estirpe.

Olvidemos cuando lo criticaban en Nueva York por presunta frialdad en su tipo de juego, cuando lo denominaron “Al Fraud” o se decía que sus compañeros lo llamaban “The Cooler” (“el enfriador). Lo más relevante surgió en 2009 cuando se reveló que Rodríguez había dado positivo en exámenes antidoping del 2003.

Se desataron los demonios, el libro “Juiced” de José Canseco abrió la puerta del escándalo en las Mayores. Más aún cuando el propio pelotero reconoció haber usado esteroides cuando su estancia con los Rangers de Texas de 2001 a 2003. Sin embargo, dijo, desde su arribo a Nueva York estaba limpio.

Lo mayúsculo vino en 2013 al estallar el escándalo de la clínica Biogénesis el cual derivó en la histórica sentencia de MLB de castigar por 211 juegos a Rodríguez, posterior al castigo impuesto a Ryan Braun por 65 encuentros y que este aceptara, dijera, “con alivio”.

Ese 2013 es la que ha marcado esa carrera que reiteramos, no deja de ser excepcional.

MORAL- Por más que se pueda pensar que a lo largo de todo este proceso de acusaciones y sospechas Rodríguez en algún momento aceptó uso de sustancias, y con ello acallar posibles acusaciones de “mentiroso”, en el fondo hay un rubro que se ajusta a la singular moral norteamericana: que si no falta a la verdad entonces es tramposo.

Que terminará su carrera con números impresionantes y que podrían ser avasallantes, nadie lo duda. Que de aquí hacia su ocaso tendrá defensores, indudable también. Pero para muchos seguirá siendo complicado otorgarle siquiera el beneficio de la duda. Esto incluye a quienes en su momento, tengan en sus manos el poder de darle, o no, el voto para el Salón de la Fama.

En ese momento que inexorablemente llegará, el cual desde ahora se dibuja casi con morbo, el dilema podría ser no entre si respetar la jerarquía o castigar lo que hoy es “imperdonable”. Los electores no solamente tendrán ante sí la decisión por inmortalizar o no a un pelotero considerado el mejor de todos los tiempos sino sobre todo, abrir o no las puertas a representantes de épocas marcadas por el uso de sustancias prohibidas.

La cuestión es para algunos que si Al Rod llega a Cooperstown, entonces todos los señalados por “la mancha” lo podrán hacer… esos mismos que hoy se ven relegados en las votaciones.

Por ahora, la exaltación. Mañana, quizás, el castigo para Al-Rod.